El Lobo Estepario

Tienes razón, Lobo Estepario, mil veces razón, y a pesar de todo debes desaparecer. Quien quiera vivir en la actualidad y sentirse contento con su vida, no puede ser una persona como tu o como yo. Quien exige música en lugar de ruido, alegría en lugar de diversión, alma en lugar de dinero, trabajo verdadero en lugar de ocupación, pasión autentica en lugar de jugueteo... para él este mundo no es un bonito hogar. Hermann Hesse, "El Lobo Estepario"

martes, junio 20, 2006

Volver a ser un niño



"Pintar como los pintores del Renacimiento me llevó varios años, aprender a pintar como los niños me ha costado toda la vida" Pablo Ruiz Picasso.

Las cosas que parecen más sencillas son, a veces, las más difíciles de hacer. Lo más natural, lo que surge espontáneamente del interior va siendo acallado por las vivencias, las precauciones y los prejuicios. Quizás es esa estúpida manía de analizar los pros y los contras, de medir y pesar las acciones y las emociones. Cuando se es niño todo es más facil. La felicidad esta al alcance de la mano. Un baño en la piscina, un polo de limón, la playa, una coca-cola, la sonrisa del amigo, ir a ver a los primos... o el más sublime placer del mundo: mañana tampoco hay cole. Las emociones a flor de piel, porque sí, sin más. Con la sanísima ingenuidad del que ignora la maldad, la hipocresía y el dolor.

Disfrutar de lo simple, vivir cada momento sin pensar en el después, como si el mañana no existiera. Reir todas las risas, llorar todas las lágrimas, la vida entera en cada instante. El presente como todo, sin esperas, sin promesas, sin deudas. Redescubrir (porque siempre ha estado ahí) el valor de lo más elemental, la vida. Y conseguir que el niño que fuí pudiera sonreir del adulto que soy.

1 Comments:

At 12:15 a. m., Anonymous Anónimo said...

La vida está montada al revés. Cuando la infancia es feliz, sin traumas, con una familia "normal" cuando se es un niño sano, naturalmente alegre y se tienen cubiertas todas las necesidades el niño es feliz Y NO LO SABE. En su ingenuidad cree que lo que le ocurre es lo natural, que la vida le reserva toda suerte de maravillosas sorpresas que nunca perderá las fuerzas, las ilusiones, que siempre tendrá a las personas queridas a su lado, y que reirse por cualquier cosa es lo más natural del mundo y no comprende porque "los viejos siempre tienen mala cara".
No venimos a este mundo con un folleto explicativo que nos informe de que hemos de vivir los primeros años de nuestra vida con total plenitud porque la ración de felicidad sin contrapartida es muy pequeña y se acaba pronto.
Deberíamos ser felices cuando las desilusiones, el desamor, los achaques, la soledad, etc.... nos abruman pero en el camino se nos quedó la maravillosa inconsciencia de la infancia que nos permitía ver siempre el cielo despejado aunque estuviera plagado de nubarrones. Por eso creo que quien inventó la vida puso la primera página donde debería estar la última.
Hasta "el mejor escribano echa un borrón".

 

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas de visitas